martes, 14 de diciembre de 2010

Clint Hurdle: Un Tiburón de 18 mordidas

El nombramiento de Clint Hurdle como manager de los Piratas de Pittsburgh este lunes 15 de noviembre de 2010 trajo varios paisajes a mi memoria. Debe ser una de las pocas veces, sino la primera en que un manager de Grandes Ligas, John Russell dirigió a las Águilas del Zulia en la temporada 2006-07, es sustituido por otro, Clint Hurdle quién también jugó en Venezuela con los Tiburones de La Guaira en las campañas 1977-78, 79-80 y 83-84.
A principios de diciembre de 1977 llegábamos al patio del Liceo Luis Beltrán Sanabria de Cumanacoa, Sucre en medio de espesas cortinas de neblina y el rumor de algún aguinaldo o gaita que llegaba desde los radios de las casas vecinas. Luego de esperar nuestro turno para comprar el desayuno en el kiosco del lado de las canchas, empezábamos a hablar de una práctica de campo que haríamos en Ciencias de La Tierra, de las muestras de suelo que debíamos tomar en la Hacienda de Leo para el proyecto científico de Biología y después nos sumergíamos en el campeonato de béisbol profesional.
Hurdle y Antonio Armas mantenían una cerrada disputa por el liderazgo de jonrones que poseía Bob Darwin (19 bambinazos en 1972-73). Pete Koegel había largado 18 vuelacercas en la 73-74. El ritmo que llevaban Armas y Hurdle para mediados de dciiembre hacía pensar que habría un nuevo rey de jonrones en la liga.
Hurdle jugó en la Gran Carpa entre 1977 y 1987 con Kansas City, Cincinnati, Mets de Nueva York y San Luis. Desde 1988 hasta 1996 actuó como manager o coach de bateo con equipo de Ligas Menores de los Mets de Nueva York y los Rockies de Colorado. En 1997 fue nombrado coach de bateo de los Rockies hasta que fue nombrado manager de Colorado en 2002. Allí permaneció hasta mayo de 2009. En 2007 condujo a los Rockies hasta la Serie Mundial. En 2010 fue coach de bateo de los Rangers de Texas.
Ante la gran temporada que tenían los Leones del Caracas y las consiguientes bromas de los caraquistas, los magallaneros siempre desviábamos las discusiones hacia el título de jonrones. Que si Hurdle, que si Armas. Que cuantos llevaba Darwin para la fecha. Que cuantos juegos quedaban. En el fragor de aquellas tertulias, el timbre de la primera hora pasaba por debajo de la mesa.
Hurdle terminó la campaña con 18 jonrones y Armas con 17. Era la segunda ocasión en menos de 5 años que el título de jonrones de la LVBP se tambaleaba. Armas batió el record de carreras anotadas (62) que poseía Wally Moon (58) desde la temporada rotatoria de 53-54 con el Pastora. La Guaira pasó al play off semifinal y perdió ante Zulia. Hurdle descargó 2 jonrones más y empujó 10 carreras.
Los Piratas de Pittsburgh esperan que Hurdle rompa una seguidilla de 18 temporadas con record negativo. Andrew McCutchen, Pedro Álvarez, José Tábata, Neil Walker, son algunos de los peloteros en los cuales Hurdle podría empezar a estructurar las bases de un equipo ganador.
Mientras sacábamos cuentas de donde podrían llegar Hurdle y Armas, nuestras compañeras llegaban hasta la esquina de la cancha con un sobresalto en la mirada, “El profesor está poniendo unas páginas multigrafiadas en los pupitres”. Un tropel de zapatos sobre el cemento pulido del pasillo nos hacía olvidar momentáneamente aquella disputa de jonrones.

Alfonso L. Tusa C.