viernes, 17 de noviembre de 2017

José Altuve: Un Pequeño Gran Hombre entre Monstruos y Fenómenos.

Finalmente el pequeño gran hombre de la segunda base logró lo que para muchos buscadores de talento de beisbol no pasaba de ser el colmo de sus chistes, aquel enano que insistía en que iba a llegar hasta las grandes ligas, había sido elegido jugado más valioso de la Liga Americana en la temporada 2017 con una línea ofensiva de .346/ .410/ .547 en 153 juegos, una capacidad para ejecutar en el campo que sobresale aunque en esta ocasión no haya aparecido entre los mejores cinco camareros en las principales categoría defensivas, y un rango de herramientas ofensivas esgrimidas que va desde el toque de bola y el elevado de sacrificio hasta despachar jonrones fuera y dentro del parque. El galardón concedido a José Altuve la noche del jueves 16 de noviembre de 2017, no es más que el reflejo de una voluntad inquebrantable de superación que luego de cada juego y cada temporada le hace exigirse que aún puede mejorar, que puede batear más imparables, que puede empujar más carreras, que puede batear hacia todos los ángulos de l estadio, que puede robar más bases, que es posible llegarle a batazos más difíciles, que puede mejorar su ejecución del dobleplay, Quizás la intensidad, la integridad, la entrega con la cual Altuve juega no sea tan representativa de la actualidad beisbolera, pareciera que Altuve fuese un prófugo de otras épocas del juego, que hubiese escapado en una máquina del tiempo hacia el futuro. Una manera de comprobar esto puede ser revisar el número de intermedistas que ha ganado el premio al jugador más valioso en grandes ligas desde que este fue creado en 1911. Sólo doce intermedistas han escalado esa meseta. Larry Doyle se adjudicó el MVP en 1912 mientras jugaba para los Gigantes de Nueva York campeones de la Liga Nacional que solo perdieron ante los Medias Rojas de Boston en la Serie Mundial. “Laughing Larry” tuvo una línea ofensiva de .330(Ave.)/.393(OBP)/.471 (Slugging) en 143 juegos. Fue líder de la Liga Nacional en imparables dos veces en 1909 y 1915, dobles en 1915, triples en 1911 y fue campeón de bateo en 1915. En 1914 Johnny Evers de los Bravos de Boston campeones de la Serie Mundial resultó jugador más valioso de la Liga Nacional con .279, .390/ .338 en 139 juegos. Ese año Evers fue líder en promedio defensivo de la Liga Nacional. “Crab” también fue líder en porcentaje de embasado (OBP) en 1912 con los Cachorros de Chicago, y en carreras salvadas (FR) en 1906 y 1912. Ese 1914, Eddie Collins de los Atléticos de Filadelfia, campeones de la Liga Americana, fue el MVP de ese circuito con .344/.452/.452 en 152 juegos. “Cocky” fue líder en carreras anotadas de la Liga Americana en 1912, 1913 y 1914; boletos en 1915; OBP en 1914; líder en OPS con 179 en 1914; líder en bases robadas en 1910, 1919, 1923 y 1924; líder en promedio defensivo en 1909, 1910, 1914, 1915, 1916, 1920, 1921, 1922 y 1924; líder carreras salvadas en 1910. Roger Hornsby logró el MVP en 1925 con .403/ .489/ .756 en 138 juegos con los Cardenales de San Luis y repitió en 1929 con .380/ .459/ .679 en 156 juegos; con los campeones de la Liga Nacional Cachorros de Chicago. Entre 1917 y 1929 el Rajah ganó 70 lideratos en 12 categorías ofensivas. En 1931 el MVP fue a las manos de Frankie Frisch, intermedista de los campeones de la Serie Mundial, Cardenales de San Luis con una línea de .311/.368/ .396 en 131 juegos. “The Fordham Flash” fue líder en bases robadas con los Gigantes de Nueva York en 1921, 1927 (Cardenales de San Luis) y 1931; imparables en 1923; carreras anotadas en 1924; promedio de fildeo en 1923, 1927 y 1928; carreras salvadas en 1927 y 1930. Charlie Gehringer resultó MVP en 1937 con .371/.458/ .520 en 144 juegos con los Tigres de Detroit. “The Mechanical Man” fue líder en carreras anotadas de la Liga Americana en 1929 y 1934; imparables en 1929 y 1934; dobles en 1929 y 1936; triples en 1929; promedio de bateo en 1937; bases robadas en 1929; promedio de fildeo en 1929, 1930, 1935, 1936, 1937, 1939 y 1941; carreras salvadas en 1927. En 1949 Jackie Robinson resultó jugador más valioso con los campeones de la Liga Nacional, Dodgers de Brooklyn, bateó para una línea de .342/ .432/ .528 en 156 juegos. Jackie líderó la liga en bases robadas en 1947 y 1949, promedio de bateo en 1949, OBP en 1952, toques de sacrificio en 1947 y 1949; promedio de fildeo en 1948, 1950 y 1951. Nellie Fox se llevó los honores del MVP en 1959 con los campeones de la Liga Americana, Medias Blancas de Chicago, su línea ofensiva fue .306/ .380/ .389 en 156 juegos. “Mighty Mite” comandó la liga en juegos jugados en 1954, 1955, 1957, 1958 y 1959; apariciones al plato desde 1956 hasta 1960, turnos legales al bate en 1952, 1955, 1956, 1959, 1960; imparables en 1952, 1954, 1957 y 1958; triples en 1960; pelotazos en 1955; toques de sacrificio en 1961 y 1964 con los Astros de Houston; promedio de fildeo en 1952, 1954, 1956, 1959, 1962 y 1963. Joe Morgan se quedó con el MVP en 1975 y 1976 vistiendo los colores de los campeones de la Serie Mundial, Rojos de Cincinnati. Sus líneas ofensivas fueron .327/ .466/ .508 en 146 y .320/ .444/ .576 en 141 juegos respectivamente. “Little Joe” líderó la liga en boletos en 1965 (Astros de Houston), 1972, 1975 y 1980 (Houston); triples en 1971 (Houston); carreras anotadas en 1972, OBP en 1972, 1974, 1975, 1976; slugging 1976; OPS en 1975 y 1976; toques y elevados de sacrificio en 1976; promedio de fildeo en 1972, 1975 y 1977. En 1984 Ryne Sandberg se acreditó el premio al jugador más valioso con los Cachorros de Chicago campeones de la división este. Bateó para .314/ .367/ .520 en 156 juegos. “Ryno” encabezó la Liga Nacional en carreras anotadas en 1984, 1989 y 1990; triples 1984, jonrones en 1990; bases totales en 1990, porcentaje de fildeo en 1983, 1984, 1986 y 1991. Jeff Kent ganó el MVP con los Gigantes de San Francisco en 2000 campeones de la división oeste. Bateó para .334/ .424/ .596 en 159 juegos. Jeff lideró la liga en toques de sacrificio en 1998 y 2001; extrabases en 2002, elevados de sacrificio en 1998 y 2001. En 2008 el MVP fue para Dustin Pedroia de los Medias Rojas de Boston. Bateó para .326/.376/.493 en 157 juegos. Lideró la liga en apariciones al plato en 2013, carreras anotadas en 2008 y 2009; imparables en 2008; dobles en 2008; porcentaje de fildeo en 2011, 2012 y 2014. En 2017 Altuve logró el MVP con los Astros de Houston campeones de la Serie Mundial. Bateó para .346/ .410/ .547 en 153 juegos. Lideró la liga en turnos al bate en 2015; imparables desde 2014 hasta el presente; bases robadas en 2014 y 2015, promedio de bateo en 2014, 2016 y 2017. Otro ángulo para evaluar lo alcanzado por Altuve se obtiene al observar que es el quinto jugador de los Navegantes del Magallanes en ser MVP en MLB junto a Barry Bonds (2001, 2002, 2003 y 2004), Don Baylor (1979), Dave Parker (1978), Jim Rice (1978). Junto a Jeff Bagwell en 1994, son los dos únicos Astros de Houston en ganar el MVP. Como broche de oro mostramos una clase más exclusiva: los peloteros que han sido campeones de la Serie Mundial, campeones de bateo y MVP la misma temporada: 2017 - Jose Altuve, Houston Astros 2012 - Buster Posey, San Francisco Giants 1966 - Frank Robinson, Baltimore Orioles 1960 - Dick Groat, Pittsburgh Pirates 1956 - Mickey Mantle, New York Yankees 1954 - Willie Mays, New York Giants 1946 - Stan Musial, St. Louis Cardinals 1939 - Joe DiMaggio, New York Yankees Alfonso L. Tusa C.

lunes, 13 de noviembre de 2017

‘Él de verdad era alguien que estaba en otro nivel’

Daniel Flores participó en la exhibición internacional de MLB de febrero en República Dominicana. Bill Mitchell. Aimee Ortiz. The Boston Globe. 10 de Noviembre de 2017. José Salas Jr., quien entrenó al prospecto de los Medias Rojas y “básicamente lo adoptó”, no escatimó palabras para describir al cátcher de 17 años de edad cuya muerte fue reportada este miércoles 8 de noviembre. “Honesto, sincero, gran trabajador, excelente hijo quien siempre sonreía”, dijo Salas durante una entrevista este jueves en la noche, “Él era un ser humano excepcional…Alguien que estaba en otro nivel”. Los Medias Rojas dijeron que murió de complicaciones durante el tratamiento de cáncer. Salas dijo que Flores fue diagnosticado con una forma extrema de cáncer testicular que había hecho metástasis. El cáncer se había extendido hacia los pulmones de Flores, dijo él. El adolescente venezolano pasó un tiempo en República Dominicana y en Fort Myers, Fla., trabajando con los instructores de los Medias Rojas, en avance de su debut profesional en la Dominican Summer League en 2018. De acuerdo a Salas, Flores se hizo hombre antes de tener la oportunidad de ser niño. Salas dijo que Flores dormía de niño en pisos sucios, y ayudó a sacar de la pobreza a su madre, Rosa Urbaneja, y a su hermana de 10 años de edad. “Daniel Flores nos enseñó muchas cosas”, dijo Salas. “Humor, confianza, voluntad, que voluntad, caramba, que voluntad…” Salas dijo que Flores tuvo 14 pruebas con 14 organizaciones distintas, “una detrás de otra”, y nunca se quejó. Despues de una dura prueba de 11 horas, él regresaba al campo a las 7 am del día siguiente para la siguiente sesión con otro equipo. “No hay nada más que decir”, dijo Salas con la voz quebrada. “Hace dos martes él estaba bateando líneas ante rectas de 95 millas por hora”. Salas dijo que Flores se había quejado de un dolor en la espalda pero insistió en que estaba bien, atribuía el dolor a un tirón muscular o solo a una mala noche. Moriría días después del diagnóstico, de acuerdo a Salas. Salas notó que todos los exámenes sanguíneos así como todos los exámenes físicos de Flores antes de firmar el contrato con los Medias Rojas fueron claros. “Nada de señales, ni seguimientos, ni nada…Hicimos cada pequeña prueba y él estuvo bien”, dijo él. “Cuando vimos que la situación era seria, hicimos barridos de CT, rayos X, pero era muy tarde, muy tarde”, dijo Salas, “Él era tan fuerte que no sentía dolor…No hubo señales, nada sospechoso, nada de negligencia, no hubo nada…no sé que decir”. De acuerdo a Salas, Flores era un adolescente sano, quien nunca bebió malteadas proteínicas, mucho menos consumió esteroides. “No creo en esteroides, no creo en malteadas proteínicas, no creo en nada de eso”, dijo Salas. Flores tuvo un bono de 3-1 millones de dólares por firmar con los Medias Rojas y no se sabe cuanto de este fue pagado, pero, de acuerdo a Salas, Flores nunca usó ese dinero. “Ni un zarcillo, ni un tatuaje, ni una falta de conducta, ni una fiesta de noche avanzada, ni siquiera ropas, era un ángel”, dijo Salas. Salas estuvo de acuerdo con el sentimiento compartido por los seguidores de Flores en línea: Venezuela, en medio de una crisis política, está ahora de luto. “El beisbol de pequeñas ligas está muy afectado”, dijo Salas, al notar que niños de todas las edades admiraban a Flores. “Él es un ejemplo…es un verdadero testimonio de trabajo duro, fe, honestidad, y voluntad”. Flores será cremado, dijo Salas, y sus cenizas regresarán a Venezuela para una “celebración de su vida” que será realizada en el auditorio de la Universidad Simón Bolivar en Caracas. “Necesitamos evitar que el dolor se convierta en sufrimiento”, dijo Salas. “El dolor sostenido se convierte en sufrimiento, Daniel no merece que se sufra por él. No será sufrido, será celebrado. Todos en la industria del beisbol tienen que celebrar a un ángel como él”. Salas dijo que Flores, en sus cortos 17 años, nunca conoció el odio o la envidia. En vez de eso, el niño pobre del campo, cuya madre vendía empanadas en la calle, era cariñoso y siempre estaba dispuesto a dar lo mejor de sí. “Él no llegó a las ligas mayores del beisbol”, dijo Salas. “Pero fue todo un inquilino del Salón de la Fama”. Alex Speier de The Boston Globe, contribuyó con este reportaje. Traducción: Alfonso L. Tusa C.

sábado, 11 de noviembre de 2017

Ramón García en el montículo del Paseo de la Fama de los Navegantes del Magallanes.

Cuando se realice el acto de exaltación de la clase 2017 a principios de diciembre, quizás muchos de quienes conocimos la calidad y la determinación de Ramón García sobre el montículo desearemos que el pitcher derecho portugueseño abriera varios juegos para el Magallanes esta temporada, para demostrarle a los lanzadores actuales como se mantiene la calidad en los lanzamientos a lo largo de todos los innings de labor, como se mantiene el control en los envíos, como se ataca cualquier batazo hacia los alrededores del montículo y como hay que estar alerta para ejecutar las asistencias detrás de tercera base o detrás del plato. La imagen más nítida que guardo de Ramón García proviene de un juego dominical de noviembre de 1987 cuando el manager Felipe Rojas Alou le entregó la pelota al novato García para enfrentar a un tal Greg Maddux y las Águilas del Zulia. Esa mañana Ramón García contuvo a una alineación aguilucha que contaba entre otros con Carlos Quintana, Dwight Smith, Damon Berryhill, y Omer Muñoz. García lanzó 5.1 entradas en blanco y salió del juego ganando 2-0. Maddux completó 7 entradas y salió del juego perdiendo 2-0. En el octavo Magallanes marcó 5 rayitas y Zulia ripostó con tres. Otros dos juegos memorables de García ocurrieron en la serie final de la temporada 1996-97. El 24 de enero de 1997 García se enfrascó en tremendo duelo de lanzadores ante Omar Daal y los Leones del Caracas, aunque permitió una carrera en el primer episodio, Gary Thurman abrió las acciones con imparable y pasó a tercera base mediante error de García al intentar sorprenderlo en la inicial., luego anotaría con rodado de Bob Abreu por segunda base. Magallanes igualó en el cuarto episodio mediante triple de Edgardo Alfonzo y sencillo de Richard Hidalgo. En el inicio del octavo los Leones pusieron dos hombres en base, pero García se recompuso para ponchar a Alex González y dominar a Roger Cedeño con elevado al centro. En el cierre de ese episodio, el novato Alejandro Freire le pescó una recta alta a Daal y se la depositó en la mitad de las gradas del bosque izquierdo. “Manacho” Henriquez relevó en el noveno y ponchó 2 de los tres bateadores que enfrentó. Magallanes 2 – Caracas 1. En 8 entradas de labor Ramón García, permitió 1 carrera, 3 imparables, recetó 6 ponches y concedió 3 boletos. El 29 de enero de 1997, García lanzó 9 episodios en blanco en los que solo aceptó 3 imparables, con 5 ponches y tres boletos, para darle el campeonato a los Navegantes quienes esa noche marcaron 10 carreras para vencer al Caracas. Ramón García fue el jugador más valioso de la serie final. Quizás una de las anécdotas muchas veces referidas por el narrador Beto Perdomo, ilustra al pie de la letra la clase de control que tenía el pitcher derecho: “Ramón García casi siempre realiza un acto de magia en sus ejercicios de calentamiento en el bullpen. No en el calentamiento previo al juego cuando tiene que abrir juegos, hablo de su entrenamiento temprano en la tarde, cuando casi no hay nadie en el estadio. En determinado momento se venda los ojos y le apuesta al cátcher que igual lanzará un strike. El cátcher se rie. Cuando el lanzamiento hace resonar la mascota sobre el pentágono del bullpen, el cátcher reclama que ‘¡ese paño negro tiene un hueco!’”. Alfonso L. Tusa C. 11-11-2017.

viernes, 10 de noviembre de 2017

Los Medias Rojas de Boston de duelo por la pérdida del prospecto Daniel Flores de 17 años de edad.

Catalogado como el quinto mejor prospecto del sistema de Boston, el receptor fallece debido a complicaciones durante el tratamiento de l cáncer. Ian Browne/ MLB.com. 08-11-2017. BOSTON – Los Medias Rojas reportaron ciertas noticias devastadoras este miércoles 8, al anunciar que el catcher de ligas menores de 17 años, Daniel Flores ha fallecido debido a complicaciones durante el tratamiento del cáncer. Flores fue la principal firma internacional de Boston desde julio pasado, cuando el equipo lo firmó en una negociación de 3.1 millones de dólares con la visión de que un día se convirtiera en el catcher número 1 del equipo. “Todos en los Medias Rojas nos compungimos al saber de la muerte trágica de Daniel”, dijo en una declaración el presidente de operaciones de beisbol Dave Dombrowski. “Ver como se trunca la vida de un prometedor joven es extremadamente triste para todos nosotros. De parte de la organización de los Medias Rojas, me gustaría hacer llegar nuestras condolencias más profundas a la familia de Daniel”. No se había hecho público que Flores tenía cáncer hasta después de su muerte. Los Medias Rojas no informaron el tipo de cáncer en respeto a los deseos de la familia Flores. Flores había estado recibiendo tratamiento para el cáncer en el Massachusetts General Hospital las últimas semanas. Eddie Romero, asistente del gerente general, quien fue importante en la firma de Flores, también emitió una declaración. “Cada miembro de nuestra organización que llegó a conocer a Daniel lo quería mucho”, dijo Romero. “Era enérgico, trabajador y genuinamente desinteresado, siempre con una sonrisa en su rostro. Se preocupaba por sus compañeros y era un lider natural. Me faltan las palabras hoy. Daniel fue un joven impresionante de potencial ilimitado, y su vida terminó muy pronto”. “Vayan mis condolencias a la madre y hermana de Daniel. Aunque estuvo poco tiempo con nosotros, Daniel siempre será una parte de la familia de los Medias Rojas”. Flores idolatraba al cátcher de los Reales, Salvador Pérez y tuvo la oportunidad de conocerlo. Flores esperaba poder jugar alguna vez en el mismo terreno de grandes ligas que Pérez, quien ayudó a los Reales a ganar la Serie Mundial de 2015. Flores fue catalogado como el quinto mejor prospecto del sistema de granjas de Boston según MLBPipeline.com. Algunos scouts sabían que Flores era el mejor prospecto internacional disponible el pasado verano, y los Medias Rojas lo evaluaron con un defensor élite con un poder bruto prometedor. Bateador ambidiestro, Flores se proyectaba como un peligro desde ambos lados del plato. Al combinar esas facultades con el juego de piernas, un brazo fuerte, velocidad al soltar la pelota y una impresionante naturalidad para un joven de 17 años de edad, los Medias Rojas estaban seguros de que Flores era el jugador a seguir como su principal firma internacional. Boston estaba emocionado de seguir el desarrollo de Flores, estaba programado para jugar en la Dominican Summer League en 2018. Una cosa que impresionaba a los Medias Rojas acerca de las virtudes defensivas que Flores mostró en tan poco tiempo, era que el prospecto comenzó como campocorto. En Venezuela, Flores fue entrenado por el antiguo infielder de ligas menores de los Azulejos, José Salas Jr. Flores pasó a ser cátcher en la academia PuroBeisbol de Salas en Caracas y se desarrolló como el principal cátcher amateur de Venezuela antes de firmar con los Medias Rojas. Reporte de escauteo de MLBPipeline sobre Flores: Flores es uno de los mejores cátchers defensivos amateur que los scouts hayan visto en años, se ha ganado comparaciones con Austin Hedges. Tiene una capacidad de hacer outs muy por encima del promedio, producto de una gran fuerza en el brazo, gran velocidad para soltar la pelota y una precisión impresionante. También mascotea y bloquea bien, lo cual le da todos los ingredientes para convertirse en guante de oro. Bateador ambidiestro, Flores es mejor desde el lado derecho del plato y aun mejora su swing a la zurda. Tiene la oportunidad de batear para promedio y poder a medida que se fortalezca, y ya muestra cierta habilidad para dirigir la pelota durante la práctica de bateo. La única herramienta de que carece es la velocidad en las bases, lo cual es común en la mayoría de los catchers. Traducción: Alfonso L. Tusa C

miércoles, 8 de noviembre de 2017

El Compromiso de un Manager.

El jueves 2 de noviembre los Navegantes del Magallanes empezaron ganando 5-0 el juego versus Caribes de Anzoategui. El abridor Drew Gagnon, pareció mostrar sus mejores atributos, pero hacia mediados del juego tuvo una crisis de control y Caribes descontó y pasó adelante cuando los relevistas continuaron alejados de la zona de strike. Hay quienes hablan del jonrón de Mario Lisson hacia el final del juego, como el momento que hizo reaccionar al equipo. En mi opinión, el verdadero punto de inflexión ocurrió en ese sexto episodio cuando Caribes pasó a ganar 8-5 ante la sangría de boletos de los relevistas. Hubo un momento cuando el manager, Omar Malavé, salió a discutir las apreciaciones de bolas y strikes del árbitro con tal vehemencia que el árbitro lo expulsó. A partir de ese momento, algo repercutió en el dugout y reapareció la química, la mística y la dinámica de equipo. Alfonso l. Tusa C. 7-11-2017. ©